Entrevista: El trabajo de un cirujano pediatra en la Patagonia

Entrevista: El trabajo de un cirujano pediatra en la Patagonia
15 abril, 2019 Jimmy
Jimmy
In Sin categoría

El Dr. Rodrigo Verdugo, actual tesorero de nuestra directiva, se desempeña como cirujano pediatra en el Hospital Regional de Coyhaique. En esta entrevista nos cuenta lo bueno y lo malo de desempeñarse en una zona extrema y señala que pese a la distancia, es posible participar activamente en las actividades de la SChCP, especialmente en las de educación continua.

¿Dónde estudiaste el pregrado y el postgrado?

Estudié medicina en la U. de Chile, sede norte. Promoción 1993.

La beca la hice también en la Chile, Hospital Luis Calvo Mackenna. Promoción marzo 2003

¿Cuánto tiempo llevas trabajando en la zona y cuál fue tu motivación para desempeñarte allá?

Fui médico general de zona en Futaleufú. Allí pude conocer parte de la zona austral. Después de la beca me fui a Talca, mi ciudad natal y luego de cuatro años, el 2007 decidimos en familia volver a la Patagonia, por varios motivos: en búsqueda de mejor calidad de vida, nuevos desafíos profesionales y porque en lugares aislados también merecen contar con especialistas bien formados.

¿Cómo llegaste a tener la especialidad en cirugía infantil?

Una vez egresado de la carrera, con mi pareja queríamos irnos a provincia y yo ejercer la medicina general. Nos casamos y partimos, primero a Parral dos años y luego de conocer la carretera austral en unas vacaciones, decidimos trasladarnos a Futaleufú. En esos cuatro años patagones fui madurando mi gusto por los niños y la cirugía, así que al final la decisión fue fácil.

¿Cuál es tu “Hobby” dentro de la cirugía pediátrica?

Me gusta la cirugía pediátrica general y ojalá mínimamente invasiva. Me he ido formando progresivamente en nuevas áreas y por ello he tenido algunas “pausas” patagonas. Por Becas Chile, el 2012 me fui al Hospital La Paz de Madrid; entre el 2014 y 2017 estuve intermitentemente entre Coyhaique y el Calvo Mackenna primero, y después El Padre Hurtado, para volver definitivamente desde el 2018.

¿En qué consiste una semana normal de trabajo y fuera del trabajo?

Trabajo en un sistema de 22/28 hr. realizando atención de cirugía general, en hospitalización, policlínico adosado, pabellón electivo y de urgencia. Actualmente somos tres cirujanos en Coyhaique más una cirujana en Puerto Aysén, para una población de 110 mil habitantes, en una de las regiones más extensas del país y la menos poblada.

Fuera del trabajo, la familia, los amigos y pasear por la región tiene su adecuado tiempo.

¿Qué patologías son las que más operas en el día a día?

Las patologías que veo son muy variadas: hernias, fimosis, criptorquidia, tórax, digestivo, recién nacidos, quemados, patología apendicular y por supuesto la hidatidosis.

¿Cuántos kilómetros viajas para llegar a tu trabajo?

En Coyhaique todo es cerca. Yo me desplazo aproximadamente un km para llegar al hospital. Los colegas que viven fuera de la ciudad lo hacen en un radio de 10 km.

¿Dónde te toca derivar a los pacientes quirúrgicos?

Dependiendo de su patología, puede ser Santiago (Hosp. San Borja o el Calvo Mackenna), Valdivia (oncología). En algunos casos la red Minsal determina otro centro.

¿Qué es lo mejor y lo peor de ejercer la cirugía pediátrica en una zona extrema?

Lo mejor:

  • Hago cirugía general, tal como me formé
  • Hay buen equipamiento de pabellón para la mayor parte de las patologías que se resuelven. Por ejemplo, torres e instrumental mínimamente invasivo.
  • Trabajo con un buen sueldo en el sistema público (por la asignación de zona). No necesito hacer actividad privada.
  • La belleza de la Patagonia.

Lo peor:

  • Debes estar disponible permanentemente. Como somos pocos, si quieres hacer cirugía más compleja no puedes desentenderte de tus pacientes.

¿Cómo funciona la medicina privada allá?

El único centro asistencial para operar es el hospital. No hay clínicas. La atención es buena y la lista de espera quirúrgica pediátrica es pequeña. Por ende, la atención privada es escasa para un cirujano. En cambio, las especialidades no quirúrgicas y los médicos generales tienen muy buena demanda privada.

¿Participas de alguna actividad académica durante el año? ¿El hospital te apoya en mantener la formación al día?

Participo activamente en las actividades de la SChCP, tanto presencial como online. Además, el hospital me da facilidades para asistir a cursos y congresos. También me permiten viajar regularmente para hacer docencia a alumnos de medicina de la Universidad de Talca

¿Qué consejo le darías a un cirujano que durante su etapa de formación, tenga que devolver en una zona extrema del país?

Que se prepare en forma general, que mire y aprenda patología y técnicas tanto básicas como complejas.

Además, le diría que si le gusta la cirugía mínimamente invasiva, se prepare lo que más pueda antes de llegar. Tendrá muchas oportunidades para desarrollarla, si realmente se juega por ello.

¿Le harías alguna solicitud o sugerencia, en beneficio de tus pacientes, a los jefes de servicio de los hospitales donde derivas?

No. Desde Coyhaique, siempre hemos sentido que hay una excelente disposición de parte de los colegas para ayudar a los niños y padres que por distintos motivos no podemos resolver acá.

¿Cuáles son las mayores dificultades que existen para atender a los pacientes de tu zona?

  • La falta de planificación y visión de la institucionalidad para priorizar el desarrollo de la atención pediátrica de la región de Aysén.
  • Falta una política de priorización en la asignación de especialistas en varias áreas pediátricas.
  • Aún no se cuenta en la región con una UPC pediátrica adecuada.

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*